Video galería

Increíble

10/08/17 - 12:44
Pasó en el fútbol de Estonia. Por los dieciseisavos de final de la Copa de Estonia, el Paide Linnameeskond sacó del medio en el encuentro ante el FC Levadia y retrocedieron tanto el balón que terminó en su propio arco, a los 14 segundos de haberse iniciado el juego, convirtiéndose así en el gol en contra más tempranero de la historia y sin que el rival toque el balón. De no creer.

Deja tu comentario