Tenis

Verónica Cepede, con las fuerzas renovadas para el 2019

La tenista Verónica Cepede comentó que en el 2018 pasó por momentos duros y hasta se sintió sola, sin embargo, supo mantenerse fuerte y dio lo mejor en cada competencia. En esta entrevista habla de lo que dejó esta temporada y recuerda un momento muy especial para su carrera.
24/12/18 - 11:00
  • Mirá la entrevista a Verónica Cepede

Llegamos al Club Internacional de Tenis cerca de las cuatro de la tarde, cuando el sol seguía en su máximo punto y multiplicaba las exigencias para cualquier persona que trabajaba fuera de una oficina con aire acondicionado.

Ahí estaba ella, Verónica Cepede, entrenándose arduamente con su colega Lara Escauriza, preparándose para la serie de viajes y torneos.

Después de un breve respiro y de una buena hidratación para recuperarse de los trabajos físicos, Vero, con la mejor predisposición accedió a la entrevista para hablar de lo que fue el 2018 y comentarnos cuáles son sus expectativas para la siguiente temporada. Su plan inmediato, después de responder nuestras preguntas, era ir a su casa para elaborar pizzas caseras.

En lo deportivo, este año las cosas no salieron como ella quiso, sin embargo, el nombre Verónica significa “Mujer Victoriosa”, por lo que la tenista número uno del Paraguay está destinada al éxito. Cada gota de sudor es el precio para llegar a lo más alto y el esfuerzo de hoy, sin dudas, tendrá buenos resultados.

“El tenis es un deporte muy solitario, muy duro. Tuve momentos malos en el que estaba totalmente sola, no tuve entrenador durante cuatro o cinco meses y en el mundo del tenis no es fácil eso”, señaló la tenista de 26 años.

Pese a las dificultades mencionadas, Vero se propuso algo: mantenerse fuerte. “En ningún momento yo dije voy a dejar de entrenar por eso. Fui bastante fuerte en esos momentos”.

Uno de los mejores instantes para Verónica Cepede y para el tenis paraguayo fue cuando el equipo de la Fed Cup se clasificó a los playoff del Grupo Mundial 2, tras vencer de local a Colombia, Chile y Brasil.

Luego de aquella memorable conquista, el equipo nacional esperó el sorteo y lo que ahí se determinó es que el las chicas paraguayas viajen a España para enfrentar a tenistas de alto nivel, como Garbiñe Muguruza y Carla Suárez Navarro, entre otras.

“Para nosotras fue algo muy lindo. Lastimosamente tuvimos que jugar en España, pero de todas formas fue un momento que no vamos a olvidar”, dijo Verónica Cepede.

EL DÍA QUE ACAPARÓ LA ATENCIÓN

El lunes 5 de junio de 2017 el país volvió a paralizarse por un evento deportivo y no era precisamente un partido de fútbol. Los amantes del tenis disfrutaban el buen momento de Verónica Cepede que se alistaba para jugar ante Karolina Pliskova en París. Sí, todos hablaban de la paraguaya que en cada partido exponía su valentía y luchaba por cada punto como si fuese el definitorio, y así puso de pie varias veces al público que aplaudía cada logro de la “Guerrera” que tenían ante sus ojos.

Dejando fuera de competencia a renombradas tenistas como la checa Lucie Safarova y la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, Verónica Cepede escribió una gran historia para el tenis femenino de nuestro país, jugando la cuarta ronda de Roland Garros ante nada más y nada menos que la número 3 del ranking, no sin antes eliminar a Mariana Duque.

“Ese fue el mejor momento de mi carrera, fue una locura. Nunca me imaginé que iba a estar en una cuarta ronda de un Grand Slam, tengo en la cabeza esos momentos”, dijo Cepede.

Rápidamente sus allegados le hicieron saber las reacciones de la gente en Paraguay, mientras ella disputaba el partido: “No muchos entienden de tenis y lo más lindo fue que todo el mundo gritaba gol en cada punto que hacía y eso es hermoso”, comentó.

Verónica Cepede protagonizó uno de los partidos más duros para Karolina Pliskova, quien llegó hasta las semifinales en ese torneo, y eso nunca lo olvidará.

CON LA FAMILIA, SIEMPRE ADELANTE

Verónica Cepede reconoce el apoyo de su familia y destaca el sacrificio que hace para brindarle lo mejor.

“Mi familia siempre está para apoyar y mi mamá, sobre todo, es la que siempre me apoya en los momentos duros”, mencionó con satisfacción.

Aunque se presente una mala racha, Vero está convencida que con el trabajo y la perseverancia se puede salir adelante: “En el deporte lastimosamente uno tiene momentos malos, muy malos, pero en algún momento uno remonta y va a salir adelante”.

El 2019 espera varios con desafíos a Verónica Cepede. Lo cierto y concreto es que con la ayuda de su entrenador irá mejorando algunos detalles y perfeccionando sus virtudes para dejar en alto al deporte paraguayo. 

 

Deja tu comentario