Opinión

Un tal Roque, un tal Nelson y un tal Tacuara

Olimpia, Cerro Porteño y Libertad han concluido, por más que le falte todavía una fecha a cada uno, una fase de grupos sencillamente espectacular, amigo lector.
25/04/19 - 15:20
  • Roque Santa Cruz y Nelson Haedo, capitanes de Olimpia y Cerro, respectivamente.
Por Robert Singer
rsinger@tigosports.com.py

Lamentablemente Libertad perdió ante Gremio, porque si todo corriese bien en los tres partidos que faltan podríamos haber tenido a tres equipos paraguayos, no solamente clasificados a octavos, sino, además, los tres invictos.

Ya hemos comentado desde esta columna los desempeños colectivos de estos equipos resaltando la autoridad con que habían conseguido sus respectivas clasificaciones, mostrando rendimientos de alto nivel, ya sea de locales o visitantes, algo que, a nosotros, en particular, no nos importa porque creemos que un buen equipo debe jugar de la misma manera en casa o afuera, pero, sabemos que a mucha gente sí le importa esto de la localía o la “visitantía”.

Lo que queremos ahora es destacar a tres abanderados, a tres tipos que deberían servir de espejos a aquellos chicos que están empezando a dar los primeros pasos en esta tan hermosa como difícil profesión, que es la de futbolista profesional. Curiosamente, los tres coinciden en la posición que ocupan en la cancha, el centro del ataque, y fueron compañeros de selección en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Roque, Nelson y Tacuara tienen en común el hecho de haberse destacado en Europa y cada uno, con sus respectivas carreras, ha dejado en su momento bien alto el nombre de nuestro país.

Cada uno, también, en su momento, decidió volver al fútbol paraguayo motivando cierta incredulidad de la gente. “Y, si vuelven es porque ya no dan más”, era una de las afirmaciones que uno oía también coincidentemente y, encima, cuando los comienzos ya en terreno paraguayo no fueron de los mejores. Roque parecía que se retiraba del fútbol, ya lo había hecho de la selección, o, al menos, corría la posibilidad de que dejara Olimpia para ir a otro club local, Tacuara reconoció que le costó ponerse a punto y Nelson no terminaba de ganarse la titularidad en Cerro y hasta llegó a sufrir el exilio del plantel profesional.

Los tres apretaron los dientes y sacaron de sus entrañas eso que distingue a los grandes de verdad y que podríamos definir simplemente como amor propio. Hoy los tres fueron fundamentales en las campañas de sus equipos en la Libertadores, motivando el reconocimiento internacional. Simplemente por citar ejemplos concretos: Roque marcó en Perú ante el Cristal y en Chile, en esa difícil remontada decana ante Universidad de Concepción, participó de los tres goles, Tacuara en Chile ante la Católica marcó un gol y le dio el pase-gol a Lucena y Nelson hasta se dio el gusto de hacer doblete en la Olla, ante el Zamora, incluyendo uno de taquito.

El fútbol profesional no es fácil, amigo lector. Y hacen falta muchas virtudes, muchas condiciones, no solamente como jugadores sino como personas. Hay muchos vaivenes, idas y vueltas, momentos buenos, quizás los menos, momentos malos, quizás los más y hay que perseverar, cuidarse, estar siempre bien, ser fuertes física y, sobre todo, anímicamente.

Desde esta columna uno siempre trata de mostrarles a los mitaí que comienzan a jugar cuáles son los modelos a seguir, cuáles son los espejos en qué mirarse. Hoy, aquí nomás, tienen a tres tipos, uno de 37 años y dos de 35, a los que deberían tomar como ejemplos. Son un tal Roque, un tal Nelson y un tal Tacuara.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

22/05/19 19:24

Los dueños del gol

21/05/19 12:13

El player #22

20/05/19 18:11

Entusiasmo albirrojo

17/05/19 20:58

Nada conforme

17/05/19 17:16

Baja oficial

17/05/19 14:57

Enfoque franjeado

17/05/19 12:26

Con Roque, no

15/05/19 9:32

El player #21