Opinión

Técnico de jerarquía, jugadores “sin jerarquía”

Aguilar; R. Cáceres, Verón, M. Cáceres (o Escobar), Torres o Arzamendia; Sánchez y Ortiz; Cardozo, Camacho, Ruiz y Santa Cruz. Gatito; Moreira, Balbuena, Gómez y Alonso; R. Piris, Almirón; González, A. Romero, O. Romero y Santander.
28/08/18 - 13:03
  • Óscar y Ángel Romero, jugadores de la nueva camada de la selección paraguaya,
Por Robert Singer
rsinger@tigosports.com.py

Ahí están, amigo lector. Dos selecciones paraguayas hechas con toda la subjetividad que puede tener lo que no pretende ser más que un juego de esos que se hacen en el grupo de barrio, en el “exa”, entre “los perros”

y tiene que ver con algo que lamentablemente uno escucha con una insistencia que resulta difícil de creer y se relaciona con la supuesta “falta de jerarquía” de nuestros jugadores. Como dando a entender que por no tener a ningún jugador en alguna gran liga -digámoslo más específicamente, en algún gran equipo porque, al fin y al cabo, Tony Sanabria y Júnior Alonso están en la liga española, Balbuena en la Premier y Santander en el Calcio- no tenemos chance contra otras selecciones que sí tienen a uno, dos o más jugadores en equipos como el United o City, Barcelona, Juventus, etcétera.

No compartimos la segunda parte de lo que se dice. La primera es irrefutable, concreta porque es cierto que no tenemos jugadores en algún gran equipo, pero ello, y aquí viene la segunda parte, no quiere decir que no tengamos buenos jugadores, es más, para nosotros hay muy buenos y allí están dos listas, dos selecciones a las que, desde luego, usted podría agregar todos los nombres que, en su opinión, pudieran ser potables.

La primera selección que figura en esta columna está hecha solamente con jugadores que participaron del último clásico y así, al paso nomás, uno piensa en Antonio Bareiro y Alan Benítez, de Libertad y Robert Rojas, de Guaraní como posibles integrantes de una selección local. Para la segunda, hecha con jugadores que están en el exterior podríamos sumar a Cecilio Domínguez, Bruno Valdez, seguir de cerca la actualidad de Sergio Díaz y, claro, los ya citados en las grandes ligas.

A la hora de escribir estas líneas la selección paraguaya sigue sin tener director técnico. “En setiembre anunciaremos el nombre del nuevo técnico de la selección y será un técnico clase “A” mundialista”, había dicho, palabras más palabras menos Robert Harrison, el presidente de la APF. Setiembre está cerca y no sabemos si ese técnico clase “A” mundialista está tan cerca como el próximo mes, pero, ¿la verdad?, a nosotros no nos desespera que llegado el momento no tengamos a un técnico del rango señalado. Ya sabemos que Felipao estuvo cerca, pero apareció Palmeiras y el técnico prefirió quedarse en su país en un club con el que ha ganado muchas cosas.

Al parecer siguen las negociaciones con Juan Carlos Osorio quien, al momento de redactar esta columna, seguía como candidato a dirigir a la “selección Colombia” como le dicen allá. Si los cafeteros lo eligen caerá quizás la última chance de ese nivel de técnico salvo que haya un as en la manga y esto tampoco nos preocupa. Si no puede ser un mundialista ojalá sea alguien que realmente tenga ganas de enfrentar el desafío que significa, para nosotros, el darle a la albirroja el salto de calidad que necesita y se merece. Hoy celebramos que Jubero haya firmado con Cerro Porteño porque va a volver a trabajar un excelente profesional, pero, al mismo tiempo, lamentamos que lo haya hecho porque era un as en la manga, en opinión absolutamente nuestra, no precisamente de la APF. Garnero y Jubero son dos técnicos que han hecho suficientes méritos para dirigir a la selección y vale recordar que a los cuatro mundiales consecutivos a los que clasificamos lo hicimos con Carpegiani (Francia 1998), Markarián (Corea/Japón 2002), Ruiz (Alemania 2006) y Martino (Sudáfrica 2010), todos técnicos extranjeros, sí, pero que trabajaban aquí y podemos sumar al recordado Cayetano Ré, quien nos llevó al mundial de México 86.

Desde aquí adentro, tanto la afición como el periodismo, en ambos casos en una amplísima mayoría, putea contra un campeonato “que no es competitivo”, contra un fútbol “que es lento y no le jode a nadie”, contra jugadores que “no están en las grandes ligas y no tienen jerarquía”, contra “una infraestructura que no tiene ni comparación con Brasil y Argentina y, ni qué decir, con lo que existe en Europa”.

Respetamos, desde luego como siempre lo hacemos, las opiniones señaladas, pero no las compartimos. Quien quiera que llegue a ser el entrenador de la albirroja tendrá, para nosotros al menos, excelentes jugadores a su disposición y eso es lo esencial, sin materia prima no hay un buen producto y aquí materia prima hay, de primer nivel.

Por eso, amigo lector no estamos de acuerdo con eso que nos suena a gran incoherencia cuando se exige un técnico de jerarquía para “jugadores sin jerarquía”.

 

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

25/09/18 13:04

Por encima de todo

21/09/18 12:41

A tomar apuntes

20/09/18 10:47

Dos en el uno

09/09/18 14:32

Recorrido a fondo

08/09/18 19:11

Manos a la obra

07/09/18 13:01

Es Justo