Opinión

La Albirroja enfrenta a Chile en Santiago

Si todos rinden al tope, se puede ganar en Chile

Equipo hay, amigo lector. O, en todo caso, plantel hay y de sobra porque como no sabemos cuál será la alineación que finalmente presentará Chiqui no podemos analizar el equipo en sí…pero plantel hay, jugadores hay.
28/08/17 - 13:43
  • Los jugadores de la Albirroja ya trabajan en tierras chilenas. Foto: APF.
    Los jugadores de la Albirroja ya trabajan en tierras chilenas. Foto: APF.

Si uno tuviera que calificar a nuestra querida albirroja por lo que ha hecho en estas eliminatorias se nos ocurre decir que es impredecible.

Sí,  lo sabemos, los rivales juegan pero dejando de lado lo que han hecho los adversarios lo que nos queda como sensación con respecto a la selección es que no sabemos cómo va a jugar, a qué va a jugar y esto al margen de la alineación.

Con una base de jugadores que es muy parecida a la nómina actual esta selección ha jugado muy bien como, por ejemplo, en el primer tiempo de aquel partido que le ganamos a Argentina en Córdoba 1 a 0 o cuando le ganamos al mismísimo Chile en Asunción. Esta misma selección, aunque con otra conducción técnica, todavía de la mano de Ramón Díaz, logró un muy buen empate en Ecuador y estuvo a punto de ganarle a Brasil en Asunción.

Para que usted compruebe lo cambiante de la selección fíjese que para mostrar la otra cara, la negativa, podemos usar un partido al que citamos como positivo. Hablamos del partido que le ganamos a Argentina pero ahora refiriéndonos al segundo tiempo en el que nos agarró una recaída de “paraguayitis futbolis” y corrimos a guarecernos bajo nuestro travesaño. Justo Villar al atajarle el penal a Agüero nos mantuvo con vida y volvimos a casa con un triunfo que si bien es cierto para la tabla suma igual que cualquier otro nos daba la impresión de que sería un impulso anímico muy importante, algo que no se dio, lamentablemente.

Otros partidos para el olvido fueron las derrotas ante Uruguay, en el Centenario y ante Colombia y Perú en nuestra casa.

¿Cuál es el problema?, de verdad, no lo sabemos pero no es cuestión de no tener buenos jugadores. Lo que llama la atención y lo que uno lamenta es que jugadores tan buenos no lleguen a sacar todo el repertorio en partidos en que no solamente la selección los necesita sino que, mirando desde un lugar mucho más individualista, les permitiría mostrarse ante el mundo y cotizarse de tal manera que no vinieran a buscarlos solamente de Brasil, Argentina o México sino de Europa.

A la hora de jugar con posibles alineaciones uno puede pensar, por ejemplo, en reforzar el  lateral derecho poniendo a una línea de tres con Robert Rojas por derecha para jugar detrás de un Moreira que jugaría como primer escollo de Alexis, a la hora de defender, pero como salida a la hora de atacar cosa que haría con mayor tranquilidad teniendo a Rojas cubriéndolo. Es, obviamente, apenas una posibilidad y uno podría parar por aquí porque del medio para adelante las alternativas son muchas. En todo caso, y de optar por una línea defensiva de cuatro jugadores el esquema podría ser parecido a lo que fue en aquel primer tiempo contra Argentina y allí, quizás, podría tener chance por derecha Antonio Bareiro o Cecilio Domínguez. Como casi fijos uno podría pensar en Rodrigo Rojas y Almirón y adelante la posibilidad de un Lucas Barrios que, si llegara a jugar, ojalá saque al goleador que hemos visto en tantos países pero que no ha aparecido tanto en la selección. De los volantes marcadores nos parece que Chiqui debería elegir a uno entre Cáceres, Ortiz o Riveros salvo que elija jugar con línea de cuatro y poner a dos de estos volantes delante de la defensa. Cáceres ha jugado muy poco y en el clásico se cansó, un detalle a tener en cuenta porque este será un partido de alta intensidad física y futbolística.

Un ítem que nos preocupa es la cuestión disciplinaria. Tenemos muchos jugadores de aquellos que se hacen amonestar con facilidad y este será un juego ante tipos que saben con la pelota y tocan con rapidez y precisión por lo que hay que medir muy bien los tiempos a la hora de ir a dividir cada pelota.

Si, de una vez por todas el TAS define la situación de la única manera en que puede y debe hacerlo, vale decir, sacándole los puntos a Chile el partido adquirirá aún mayor importancia porque sencillamente ganando en Santiago quedaríamos en la misma línea de la roja y quedarían tres finales fantásticas con centenas de alternativas pero, y esto es lo principal, seguiríamos dependiendo de nosotros.

Por ponerle algo de humor podríamos pedirle al Francisco que está en el Vaticano y que tanto quiere al Paraguay que se acuerde un poquito de su tocayo guaraní y envíe alguna bendición especial; total, no jugamos contra Argentina.

Volviendo a lo serio, amigo lector de verdad le decimos desde aquí que esperamos con mucha tranquilidad este partido que, más allá del resultado, deberá ser un partidazo como lo han sido casi siempre los duelos entre rojos y albirrojos. Y no lo dude: tenemos muy buenos jugadores y si todos rinden al tope podemos ganar en Chile.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

04/09/17 1:05

Por ahora, dos

05/09/17 23:38

Cuesta terminar la tarea

03/09/17 20:54

Más vivos que nunca

03/09/17 20:21

Todavía no ganamos nada

31/08/17 23:30

Lente hû

31/08/17 20:51

Paliza monumental

31/08/17 20:06

Se grita en todo el país