Opinión

No existen “protocolos”; son todos tiros al aire

Aclaremos, de entrada nomás, amigo lector, que lo de tiros al aire es una expresión que tiene que ver con actitudes a las que no se le ven fundamentos. Tirar tiros al aire es decir cosas por decir, hacer cosas por hacer, como tanteando a ver qué pasa. Y la aclaración es porque, en la realidad, los tiros al aire son actos criminales que, lamentablemente, en nuestro país se han cobrado víctimas sin que, en la mayoría de los casos, se pudiera encontrar a los asesinos.
05/05/20 - 17:42
  • Cuando el fútbol regrese, lo hará sin público. Foto: EFE.
Por Robert Singer
rsinger@tigosports.com.py

Para fines de esta columna lo de tiros al aire tiene que ver con todo lo que leemos, oímos y vemos desde el mismo momento en que se desató esta maldita pandemia. Desde que salió de China, un país que en este tema tiene mucho que explicar, sin duda, el tal coronavirus (o COVID-19) fue arrasando a su paso con todo lo que se ponía por delante y, claro, el deporte en general y el fútbol en particular no podían quedar al margen.

En el plano futbolero, primero fueron los torneos locales de cada país, luego las copas internacionales en cada continente como la Libertadores y Sudamericana, en Sudamérica, y la Champions y Europa league, en Europa. Siguió con las Eliminatorias Mundialistas, se tragó a la Eurocopa 2020 que iba a tener 12 sedes y, ya entrando en el deporte diversificado, se engulló nada menos que a los Juegos Olímpicos que iban a realizarse este año en Tokio.

Ante la absoluta ignorancia de los científicos del mundo entero con respecto a este virus las medidas a nivel mundial fueron distintas y aun cuando, finalmente, hubo consenso mundial acerca de que lo mejor que se podía hacer era quedarse en casa, en cuarentena, cada país fue tomando esta medida con tiempos distintos y aquellos que demoraron más, incluso siendo soberbios con respecto a la pandemia, han sido y siguen siendo los más perjudicados.

Felizmente, en el Paraguay las medidas fueron tomadas acertadamente y, sobre todo, a tiempo. Lejos estamos de poder decir que le hemos ganado al virus, pero lo hecho hasta este momento permitió darle al sistema sanitario un tiempo fundamental para que pudiera armarse y organizarse lo cual hubiese sido un movimiento perfecto si no fuera por los ladrones, que sin respetar a la patria no dudaron en lucrar con insumos médicos en plena pandemia, poniendo en riesgo la vida de miles de compatriotas.

Pues bien, esto de haber hecho las cosas bien –hasta ahora, que llega el momento decisivo de la cuarentena “inteligente”- nos permite creer que el fútbol, eso que tanto amamos y que tanta falta nos hace, pueda intentar volver, no digamos paso a paso, sino más bien gateando. Y he aquí que se hace necesario poner la pelota al piso, bajo la suela y con toda calma diseñar la manera en que el fútbol podría volver, pero, volver en serio, sin público, casi seguro, pero también sin algunas de las variantes o propuestas que se escuchan. No dudamos de la buena fe, de la buena intención, de que realmente se quieran tomar medidas que permitan darles a los protagonistas del fútbol, primeramente a los jugadores y luego a quienes los rodean profesionalmente, la mayor seguridad posible que, jamás será del 100%.

Lo de encerrarse durante 90 días al parecer ya quedó como una de esas buenas intenciones que, en la práctica, no podrían darse por distintos motivos que van desde la posibilidad (o imposibilidad) económica de la mayoría de los clubes hasta la enorme cantidad de detalles a ser tenidos en cuenta sin que, de ninguna manera, todo ello significara seguridad total. Además, 90 días concentrados quizás cuidarían de la salud física, pero dejarían al límite la mental.

También se habla de métodos que vienen de Europa y que nos suenan absolutamente ridículos, como eso de entrenar en pequeños grupos, de 5 o 6 jugadores, distanciados más o menos con uno en cada “córner” y otro en el mediocampo. Además, ya tienen que llegar desde sus casas con sus respectivas ropas de entrenamiento, no tocar puertas, ni picaportes, no compartir vestuarios, volver a sus casas a bañarse. Ja!, si se piensa hasta -en caso que se llegue a jugar- en amonestar a jugadores ¡que escupan! durante un partido, no a un rival sino, simplemente, al pasto. Lo de separar a planteles en grupos pequeños es tratar de llevar al fútbol métodos y esquemas que funcionan bien en otras actividades.

En realidad, este virus puso al fútbol patas para arriba y, así como en el plano extradeportivo, hay una realidad que une al mundo entero que es la pandemia, pero, a partir de allí, hay tantas realidades como países hay en el mundo y es por ello que vemos que un país decide terminar su torneo, declarando campeón al que en ese momento era puntero, otro también termina, pero sin declarar un campeón, otro quiere volver a jugar cuanto antes, otro decide esperar, otro decide que no hay ascensos ni descensos, un club entrena en pequeños grupos de jugadores, otro intenta hacerlo con plantel completo, pero un resultado positivo al virus en más de un jugador lo obliga a cambiar de planes, en un país cuando hay un caso positivo se aísla al jugador, mientras que en otros la cuarentena inmediata afecta a todo el grupo de personas que tuvo contacto con el enfermo, algunos piensan en llevar sus torneos a algún lugar con pocos casos del virus, en fin, cada uno por su lado. Y todos tienen una palabra que repiten como si fuera el concepto milagroso: protocolo.

En realidad, amigo lector, en este tema nadie sabe nada. Todos, tanto la “gente común” como los científicos de todo el mundo, estamos aprendiendo sobre la marcha y es de esperar que ellos, los científicos, aprendan con mayor rapidez y alcancen a desarrollar la tan ansiada vacuna para el bien de la humanidad.

Mientras tanto, protocolo, esa palabrita tan utilizada no pasa de ser un mero eufemismo. No existen “protocolos”; son todos tiros al aire.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

08/05/20 23:08

Cambios fisiológicos

08/05/20 18:58

No está lejos

07/05/20 11:46

Preparando el regreso

19/04/20 22:18

En tiempos de Covid-19

22/03/20 18:40

Un domingo sin fútbol

20/03/20 18:39

Poco alegre

16/03/20 17:19

Pase lo que pase