Opinión

Lo que la pandemia nos quitó

Este sábado debía disputarse la final de la Champions League, pero el coronavirus paralizó el torneo en los octavos de final.
30/05/20 - 08:40
  • El estadio Olímpico Atatürk, el que hoy debía albergar la final de la Champios. Foto: uefa.com.

La pandemia decretó un periodo de quietud para el mundo entero, nos hizo razonar sobre el valor de la vida y comprobamos que no tenemos el control de todas las cosas, que estamos siendo dominados por algo que no podemos ver y que nuestras prioridades necesariamente deben bajar del primer peldaño, por el bien de todos.

El impacto del coronavirus, originado en China a fines de diciembre del 2019, se expandió rápidamente generando zozobra y ha obligado a tomar decisiones urgentes y sensatas para todos los ámbitos, pero aquí nos enfocaremos en lo deportivo.

Seguramente, el evento más importante que tuvo que ser postergado es el que debía llevarse a cabo en Tokio, nada más y nada menos que los Juegos Olímpicos, pero eso no es todo.

Los amantes del básquet esperan ansiosos el regreso de la NBA, los fanáticos del automovilismo aguardan la primera carrera de la temporada de Fórmula 1, los que siguen el tenis lamentan los grandes torneos que fueron cancelados, los interesados en atletismo están obligados a desarrollar la paciencia porque el Mundial fue postergado para el 2022, el mismo panorama se presenta para los fanáticos de la natación y en cuanto al fútbol, bueno, por ahora sin Libertadores, sin Sudamericana, sin Champions, sin Europa League, sin Copa América, sin Eurocopa, sin Eliminatorias, mientras algunas federaciones de la UEFA intentan acomodarse de a poco.

Hoy, 30 de mayo, nos hubiese gustado anunciar la final de la Champions League y hablar del nuevo campeón, ya que el anterior, Liverpool, fue eliminado por el Atlético de Madrid en los octavos de final, instancia que se desarrolló en un 50% por causa del Covid-19.

La ciudad de Estambul, a estas horas, estaría repleta de turistas, las calles debían estar adornadas con las banderas, camisetas y bufandas de los finalistas, la parafernalia de la prensa estaría resaltando en el estadio Olímpico Atatürk, mientras todos los futboleros, con ansiedad hubiesen estado esperando otra definición mágica como la del 2005 en ese mismo escenario, cuando el Liverpool consiguió una histórica remontada ante el Milan.

Lastimosamente, esta tarde no veremos la final de la Liga de Campeones. El torneo se reanudaría en agosto, al menos eso se comentó, pero no hay una información oficial. También se habla de un posible cambio de estadio para la final, pero eso la UEFA lo resolverá en los próximos días.

Algunas ligas europeas ya han reanudado sus competencias y otras confirmaron sus fechas de reinicio, todas con un sistema de prevención ante el virus.

Estos últimos tiempos sin competiciones oficiales se tornaron muy difíciles para los deportistas y para los espectadores, pero dentro de todo lo malo que pasó y sigue pasando, posiblemente podríamos rescatar algunas cosas positivas, aunque esa conclusión ya dependerá de cada uno, de cómo ha afrontado la cuarentena y de la manera que invirtió su tiempo.

Nos gusta el deporte y anhelamos que todo vuelva a ser como antes, pero el hecho de seguir respirando vale más que una medalla y un trofeo.

Lo que nos queda, mientras vemos partidos con estadios vacíos, es seguir cuidándonos, cumplir todas las normas sanitarias y aunque definitivamente es un cliché, “mantener la solidaridad”, para que el día en que volvamos a tener en nuestras manos la entrada para algún evento no se demore tanto en llegar.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

19/04/20 22:18

En tiempos de Covid-19

19/04/20 10:20

Retorno en borrador

28/06/20 20:04

Con protesta

28/06/20 19:27

Falso positivo