Opinión

¿Hay alguna duda de que Olimpia fue el mejor del Torneo Apertura 2019?

Ante Guaraní el pasado sábado Olimpia le puso el moño a un semestre de ensueño. ¿Alguien puede dudar de que fue el mejor equipo de esta primera mitad de 2019? Por si exista alguno, acá te cuento qué fue lo que hizo.
22/05/19 - 18:49
  • Olimpia festejó su tricampeonato en Ciudad del Este.
    Olimpia festejó su tricampeonato en Ciudad del Este.
Por Adán Paniagua
adan.paniagua@tigo.net.py

Este fin de semana se fue un nuevo torneo de la Asociación Paraguaya de Fútbol en la Primera División, con una historia repetida de los últimos campeonatos: Olimpia levantando el trofeo de campeón, ese trofeo que certifica a su poseedor como el mejor de todos los que arrancaron el certamen con la pretensión de ganarlo. ¿Hay alguna duda de que fue el mejor equipo? 

El hecho de que en Para Uno esté el trofeo de campeón ya lo acredita como el mejor del Apertura, pero dentro del verde césped el equipo de Daniel Garnero se encargó de que el título le calce perfecto, lo construyó con buen fútbol, goles, jerarquía individual y la unión de grupo. 

Olimpia no es solo el campeón del Torneo Apertura 2019, es el flamante Tricampeón del fútbol paraguayo, ratificando lo bueno que se hizo en el 2018 donde ya había conquistado los dos títulos y estuvo a un paso de ganar la Copa Paraguay. Y esta vez lo hizo con un plus: no perdió un solo partido y le sacó 11 puntos de diferencia a su inmediato seguidor. 

El Decano basó su conquista en la posesión de pelota, en su juego asociado cargado de precisión y contundencia goleadora. Olimpia no solo no perdió ningún partido, sino que nunca fue superado por un rival en el trámite de los 90 minutos. River Plate es el único al que no sobrepasó en el marcador en los dos choques, pero sí lo hizo en el juego.

De los 22 partidos del Apertura, Olimpia ganó 16 y empató los restantes 6. Su “peor momento” lo vivió justamente en el medio de esos 6 empates y pongo hincapié en esta etapa del primer semestre puesto que el equipo de Daniel Garnero nunca perdió la cabeza en este lapsus de no conseguir victorias y donde hasta le costaba hacer goles. El grupo se mantuvo fuerte, se respaldó en lo que ya consiguió anteriormente con el mismo trabajo y rápidamente enderezó de vuelta el rumbo, goleando y ganando, siempre con autoridad.

El Decano marcó 61 goles, fue el equipo que más festejos tuvo en el campeonato. 22 de ellos se repartieron entre William Mendieta y Roque Santa Cruz, ambos goleadores del equipo y del campeonato, seguidos de Jorge Ortega, que convirtió 9, con muchos minutos menos en cancha. Marcó 4 goles en 3 ocasiones, 3 goles en 4 oportunidades, 2 goles en 8 partidos, 2 veces 5 goles, una vez 6 goles y en una sola vez triunfo 1-0. En dos ocasiones no marcó goles.

Olimpia sufrió solamente la expulsión de 1 jugador en las 22 fechas. Mientras que jugando contra el equipo de Garnero sus rivales tuvieron expulsados en 4 fechas. Al Decano le cobraron 6 penales a favor en todo el torneo y 2 en contra. Solo recibió 17 goles en las 22 fechas y en 11 de ellas el franjeado mantuvo su arco en cero.

Pero analicemos al equipo. ODD siempre decía que, si la cabeza no estaba bien, difícil que el cuerpo lo esté. Y definitivamente Olimpia está muy bien de la cabeza. Con Marco Trovato jugando al achique y al adelanto en las contrataciones, hablando en la medida justa y acompañando los logros deportivos con logros institucionales y financieros que hacen hoy de Olimpia una atracción al cien por ciento para las marcas.

La directiva también cumple lo suyo. Las formativas más sólidas cada vez. Diego Benítez y Raúl Vicente Amarilla son el nexo perfecto entre plantel y dirigencia. ¿Y qué podemos decir de Daniel Garnero y su cuerpo técnico? Paso a paso van puliendo su trabajo y el equipo crece a pasos agigantados. La idea de juego se mejora partido tras partido y se va aprendiendo de los pocos o muchos errores que se cometen también. Ejemplo: la Copa Libertadores 2018 vs. la Copa Libertadores 2019.

Si hablamos del plantel hay que decir que el arco está más seguro. Alfredo Aguilar es el mejor por lejos. Determinante para el campeonato invicto. Sergio Otálvaro, José Leguizamón, Jorge Arias e Iván Torres recibieron un plus de enorme jerarquía con la presencia imponente de Antolín Alcaraz que por ejemplo, en el clásico, dejó destellos de su paso por la Premier League. A ellos también hay que agregarles a Maxi Olivera y la típica garra charrúa que se impregna en la historia decana y a un juvenil Jesús Rolón que a primera vista ya llenó los ojos.

Ale de los socios pagó con golazos y jugadas mágicas todas las cuotas. El doble Richard impecable como siempre haciendo crecer cada día más a Huguito Quintana y ahora con el plus del hijo pródigo que volvió para conocer la gloria. Rodrigo Rojas le dio mucha más calidad aun a ese tremendo mediocampo, que sigue teniendo la magia de Mendieta y ahora el toque de William Candia.

Arriba la jerarquía, la leyenda, el esfuerzo, el emblema, los goles, la calidad, todo resumido en el gran ídolo y capitán. Roque Santa Cruz, más influyente y goleador que nunca. Artillero, generador de juego, salvador y letal. Fue punta de lanza y guió a un Camacho que fue de menos a más para volver al nivel de antes y a un Jorge Ortega que marcó los goles que Brian Montenegro no pudo, por estar haciendo un trabajo sucio, pero impecable a la hora de correr, meter y marcar.

Una radiografía a grandes rasgos de un Olimpia impecable, invicto campeón, con números y certezas de que fue el mejor de todos. ¿O hay alguna duda?

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

21/06/19 14:37

De vuelta

19/06/19 16:21

El nuevo

18/06/19 9:50

Desafío grande

17/06/19 18:21

Búfalo a la O

14/06/19 16:02

Con orgullo

14/06/19 15:31

Como legado

11/06/19 13:16

Dos casos

10/06/19 14:01

Están de vuelta