Opinión

Cuando el juego supera a la chequera, el fútbol se pone feliz

Siempre es bueno, siempre es lindo, siempre es agradable ver, comprobar, confirmar que el fútbol, a través de la "futbolcracia", permite que equipos que, en los papeles y, sobre todo, en el análisis de chequeras y presupuestos, son claramente inferiores puedan vencer a los ricos y poderosos.
12/05/17 - 17:16
  • Los jugadores de Defensa y Justicia festejando el gol ante Sao Paulo.
    Los jugadores de Defensa y Justicia festejando el gol ante Sao Paulo.
Por Robert Singer
rsinger@tigosports.com.py

En este sentido, no queríamos dejar de mencionar algunos ejemplos que se  inscriben en eso que desde esta columna solemos afirmar y que dice que  “La chequera no juega y el presupuesto no entra a la cancha”.

Hablemos primero de un derrotado pero que, al menos para nosotros, igual  vale como ejemplo. Nos referimos al Atlético Madrid equipo al que daban por eliminado luego de perder por 3 a 0 en el partido de ida de la semifinal de la Champions League ante el Real Madrid.

Si bien el Atlético es el rival que hace al clásico madrileño ante el Real está claro, y así ha sido siempre, que los presupuestos de ambas instituciones no tienen punto de comparación. A los 15 del primer tiempo del partido de vuelta el Atlético ganaba  2 a 0 y el imperio de Cristiano Ronaldo y compañía parecía estar a punto de desmoronarse lo cual fue evitado por una jugada fantástica de Benzema.

Al equipo dirigido por Simeone el triunfo no le alcanzó para clasificar pero quedó el ejemplo de un equipo que supo enfrentar –y vencer-  a un rival a todas luces más poderoso en lo que a figuras y cuenta bancaria se refiere.

Los otros dos ejemplos son de equipos victoriosos: Defensa y Justicia, de Argentina y Nacional, de Paraguay que eliminaron a los poderosos, gigantes brasileños Sao Paulo y Cruzeiro, respectivamente.

Se puede e insistimos en estos ejemplos porque a la albirroja le espera una recta final ante cuatro selecciones de las cuales tres –Chile, Uruguay y Colombia-tienen rivales de mayor jerarquía. Chile tiene a Vidal, Sánchez, Uruguay a Cavani y Suárez y Colombia a James, Cuadrado, Bacca, Falcao. Que los ejemplos del Atlético Madrid, Defensa y Justicia y Nacional sirvan para que la selección encare estos compromisos para jugar de igual a igual ante los rivales citados. Se puede, claro que sí.

Mientras tanto, amigo lector, disfrutemos de estos ejemplos y otros que, estamos seguros, seguirán apareciendo.  Es así nomás, cuando el juego supera a la chequera, el fútbol se pone feliz.

Deja tu comentario