Opinión

Con Osorio se viene una albirroja protagonista

Ya está, amigo lector, habemus técnico y no solamente tenemos entrenador, sino que es uno de los buenos.
07/09/18 - 15:15
  • Juan Carlos Osorio, nuevo DT de Paraguay. Foto: @Albirroja.
Por Robert Singer
rsinger@tigosports.com.py

Podríamos decir que con la designación del profesor Juan Carlos Osorio la selección paraguaya subió, automáticamente, varios escalones en la consideración mundial porque dejando de lado elogios y críticas, luces y sombras, propios de la subjetividad futbolera, Osorio “es alguien”

dentro de este ámbito, su nombre suena, tiene peso por sí mismo, mueve a la discusión, al debate a la polémica. Nadie puede decir ¿quién?, ¿Osorio?, no lo conozco.

Desde ese lugar, entonces, la APF, o, en forma absolutamente particular, el presidente Robert Harrison ha cumplido con la palabra empeñada. Ya sabemos todos que no fue fácil pero lo concreto y lo bueno es que hoy tenemos un técnico clase “A” y mundialista y, además, excelente persona hasta que nos demuestren lo contrario.

Y el hombre sabe dónde está parado. Es cierto, hoy si a usted o a mí nos designan técnico de la selección de un recóndito país africano nos metemos a Google y allí buscamos toda la información necesaria, al menos para salvar la primera conferencia de prensa. “Sabemos que Totongo está lesionado”, “Conocemos la trayectoria de Mondongo”, “Sabemos que Morocotuku pasa por un gran momento” y así salvamos el primer examen hasta que, de verdad, empezamos a conocer a los jugadores.

No es lo que ocurre con el profe Osorio. El hombre sabe y conoce tanto a jugadores de manera individual como al juego nuestro en lo colectivo. Y habló, entre tantas cosas de la rica conferencia de prensa que marcó su presentación oficial, de puntos que desde esta columna hemos compartido muchas veces con usted como, por ejemplo, el mantener todo eso que ha caracterizado al fútbol paraguayo agregándole, sumándole otras cosas que potencien su nivel competitivo.

Dijo que antes de aceptar dirigir a la selección paraguaya hizo un estudio de lo que hay y de lo que se viene en términos de jugadores.

Habló de edades, de categorías menores, de los ya conocidos como Roque, con quien no descartó una charla, tal vez en tono de convencimiento y Nelson. Habló de los buenos extremos que tenemos ya sea con perfil “normal” o cambiado, de nuestro juego aéreo (N.de R.: entre nosotros profesor, esto lo hemos perdido en los últimos tiempos, hay que recuperarlo), habló de trabajar para que estemos preparados para jugar ya sea verticalmente, con transición rápida o con posesión de pelota y jugadas elaboradas más pausadamente. Nos encantó oírlo decir que a los torneos hay que ir a ganar, esto fue cuando le preguntaron sobre la próxima Copa América.

Ya está, amigo lector, habemus técnico y, para nosotros, al menos, es de los muy buenos. Celebramos el fin de la histeria general que, sinceramente, no nos parecía justificada y no queremos olvidarnos de quien también fue presentado oficialmente en la misma conferencia de prensa como el director deportivo de la selección nacional. Haciendo un juego de palabras podríamos decir que Villar está en el lugar Justo. Se trata de un tipo honesto, de conducta intachable dentro y fuera de las canchas, un tipo respetuoso y respetado, con mística de selección que, estamos seguros, trabajará con toda sus fuerzas y sus conocimientos para que a Osorio le vaya bien y no para serrucharle el piso y por el lado de los jugadores, saben que no se trata de un tipo de nariz fría, el famoso “ty roysa”, cuya función es la de llevar chismes al patrón.

Están dadas todas las condiciones, amigo lector. Siempre hemos compartido con usted esta opinión y nos reafirmamos: tenemos muy buenos jugadores y nos hacía falta un técnico capaz de sacarle el jugo a cada uno individualmente y de darle a la selección ese salto de calidad que se merece. Ese técnico ya está, ya llegó, ya fue presentado, ya se puso a trabajar, aunque sea con su computadora o su famosa libretita.

El técnico ya está y, ¿sabe qué?, hoy nos animamos a afirmar que Paraguay ya no será una selección cuyo juego dependa de lo que haga el rival. Claro, saber cómo y a qué juega el rival forma parte del planteamiento de un entrenador, pero lo que creemos ver en el horizonte es que con Osorio se viene una albirroja protagonista.

 

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

25/09/18 13:04

Por encima de todo

21/09/18 12:41

A tomar apuntes

09/09/18 14:32

Recorrido a fondo

08/09/18 19:11

Manos a la obra

07/09/18 13:00

Oficialmente albirrojo

05/09/18 11:55

Presentación en sociedad

03/09/18 17:36

Para verte mejor

03/09/18 16:50

¡Habemus DT!