Opinión

Paraguay frente al caso Bolivia y la FIFA

Seguimos dependiendo de nosotros

Fue un golpe, claro que sí. Fue un cachetazo tan doloroso como inesperado o, tal vez, más doloroso aun justamente por lo inesperado.
04/11/16 - 19:30
Por Robert Singer
rsinger@tigosports.com.py

Estábamos bien, al menos en lo que a nuestra opinión respecta. No relajados ni pidiendo que nos sellen el pasaporte ni mucho menos, pero estábamos muy bien, tanto por las estadísticas como por lo que se nos viene en este combo. Haciendo las cosas bien, vale decir sumando los 6 puntos o, al menos, 4, hubiésemos terminado el año en el lote de los clasificados directamente al mundial o, cuando menos, en el quinto puesto que da lugar a disputar un repechaje ganable.

 Sí, amigo lector, estábamos bien…y, ¿sabe qué? lo seguimos estando.

En primer lugar déjenos decir que esperamos con todas nuestras fuerzas que esto no quede así y que los números vuelvan a ser los que eran antes de esta insólita decisión de FIFA.

Dicho esto, supongamos que no, que no hay vuelta atrás, que la FIFA se mantiene en su decisión y que la tabla, entonces, se mantiene así como la pintan hoy día. Pues bien, si así queda la cosa será cuestión de hacer aquello que teníamos nomás luego que hacer, de aquí en adelante y a partir de ese fantástico triunfo en Córdoba. ¿Hay más gente queriendo sacar una porción de la misma torta?, sí. Pues entonces será cuestión de no soltar el cuchillo y poner bien firmes los codos para marcar posición.

¿Da rabia esta insólita situación?, claro que sí pero no nos anotamos en la lista de los que ya creen que nos quedamos fuera del mundial, para nada. Paraguay depende de Paraguay y, ya que iba a haber algo así, felizmente se da en un momento de las eliminatorias en que la segunda rueda lleva recién una fecha jugada y que la albirroja debe enfrentar a todos y cada uno de los que están en el pelotón superior recordando que ya le ganamos a Argentina.

¿Estamos séptimos?, sí… ¡a dos puntos del tercero!, lo cual, nos parece, no es para cortarse las venas con una galletita.

Juguemos a hacer un escenario ideal que, pese a ser ideal, no deja de tener un gran sustento real, concreto, posible.

Por empezar, si es que nosotros le ganamos a Perú y, léase bien SI ES QUE, vale decir, no nos anotamos entre los que ya dan como “pan comido” a la otra albirroja sudamericana pero sí confiamos en que podemos ganar y además, lo reiteramos, es un juego buscando lo ideal.

Sigamos, entonces. Ganándole a Perú así, de golpe y porrazo pasamos a ser terceros por sobre toditos los demás que hoy están delante de nosotros ¿OK?, bien. Colombia y Chile deben jugar entre ellos en esta fecha. Chile tiene 16 y Colombia 17. Si gana Colombia nos pasa pero Chile queda detrás y lo mismo, al revés, pasa si ganan los chilenos. Con el empate Colombia nos alcanza y Chile queda por detrás de nosotros.

Ecuador hoy tiene 17 y juega en Montevideo contra Uruguay. Recuerde que estamos hablando de un escenario ideal y entonces si gana la celeste Ecuador también queda detrás de Paraguay.

Finalmente, cerrando el combo ideal, si Brasil le gana a Argentina la albiceleste también quedará detrás de la albirroja.

En el último partido del año nosotros vamos a La Paz, un reducto siempre difícil. Sumar los tres allí sería fantástico recordando que Argentina juega ante Colombia y Chile ante Uruguay.

Y así, amigo lector, fecha a fecha. Lo primero, claro, siempre, condición sine qua non, es hacer lo nuestro, ganar nuestros partidos aquí y en cualquier cancha como lo hubiésemos hecho si no surgía esta impensada situación.

Reiteramos que de verdad esperamos que la FIFA revea su decisión, nos parece que será lo más justo pero, si ello no ocurriere, tampoco es una tragedia. En definitiva, aunque se confirme la desprolijidad, seguimos dependiendo de nosotros.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

04/11/16 18:43

Presidente al rescate

03/10/16 19:10

Mejor prevenir

01/11/16 16:08

No se quedarán callados

25/10/16 17:13

Ya se conocen

15/11/16 19:15

No tenemos paz

15/11/16 15:44

Hay que cortar la racha