Olimpia

Adiós, SEÑOR

La llegada de Francisco Arce a Olimpia produjo el cierre de un ciclo mucho más que exitoso de un ícono, de un ídolo, de una leyenda viviente del club Olimpia. Carlos Humberto Paredes dejará de lado el short y el botín para sumarse al cuerpo técnico del Chiqui, dejando detrás suyo un historia llena de gloria.
16/03/15 - 00:12

Histórico, ídolo, leyenda, ícono, todo tipo de calificativos que los olimpistas puedan decir sobre este señor queda corto para expresar lo que Carlos Humberto Paredes Monges significa para el club de la franja negra. Hoy, el ex volante de la selección, Sporting de Lisboa, Reggina de Italia, Porto, Rubio Ñu, Luqueño, entre otros, cierra un ciclo más que exitoso como jugador, para pasar a formar parte del cuerpo técnico del nuevo entrenador Francisco Arce.

Debutó allá por 1995, de la mano de Luis Alberto Cubilla y se convirtió en el capitán más joven de la historia del Decano con tan solo 20 años y ya con el brazalete en el brazo. Su apodo de "Señor de la medicancha" no fue en vano. Su personalidad a la hora de disputar cada pelota hicieron que rápidamente Paredes se convirtiera en figura del Decano y, en poco tiempo, de la selección paraguaya, con la que disputó, sorpresivamente el Mundial de Francia 98 sin haber estado en las Eliminatorias. También paricipó en Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, formando parte de la generación dorada de la Albirroja y siendo uno de los pilares.

Entre 1995 y 2015, divididos en tres periodos, Paredes llegó a conquistar cinco títulos con la camiseta de Olimpia (1995, 1997, 1998, 2000 y 2011), esa que tanto ama y esa que tanto siente. 

A sus 38 años dice adiós un señor jugador con todas las letras y más que un ídolo para los olimpistas, porque hablar de Carlos Humberto Paredes es hablar de Olimpia.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN