Copa de Primera

Olimpia no falló ante Guaraní y es bicampeón del fútbol paraguayo

Añejado sabe mejor

La fiesta fue completa en Sajonia. El Decano goleó 4-1 a Guaraní en un Defensores del Chaco teñido de blanco y vuelve a gritar campeón en este 2018, sumando así la estrella número 42 de su historia.
28/11/18 - 21:51
  • Olimpia 4-1 Guaraní
Por Adán Paniagua
adan.paniagua@tigo.net.py

Olimpia no falló. El Decano armó su fiesta y terminó disfrutando. El clásico más añejo se convirtió en la excusa perfecta para que el pueblo franjeado festeje una nueva consagración. Sí, porque el equipo de Daniel Garnero fue más que Guaraní, mostró su toda su contundencia para redondear un 4-1 que le permite sumar su estrella número 42.

El Decano golpeó en momentos claves. En el arranque mismo del juego, antes del minuto 10, gran jugada entre Julián Benítez que marcó el camino, pared con Camacho y definición de “July” para, de forma suave, mandarla al fondo y estalle el Defensores por primera vez en la noche.

Guaraní sintió el golpe, Olimpia con la ventaja quería llevárselo por delante, pero la puntería no estuvo fina después del 1-0, resultado con el que se cerró el primer tiempo. Pero el Legendario sorprendió en el inicio de la segunda etapa. Al minuto de juego, galopada de Guillermo Benítez, que se metió de izquierda hacia el medio y dejó en el camino a cuanta camiseta de Olimpia se le ponía en frente para luego definir al palo izquierdo y poner el 1-1 que silenció el Defensores del Chaco.

Pero el Decano estaba decidido a que la fiesta sea con victoria y fue a buscarla. A los 13 minutos, tiro libre frontal, la defensa de Guaraní que intenta achicar y Juan Patiño, que recibe la pelota, queda solo y en posición adelantada marca el 2-1.

Con el segundo Olimpia liquidó el pleito. Guaraní quedó totalmente descolocado y el equipo de Garnero lo aprovechó muy bien. Pasada la media hora de juego, un mal rechazo de Víctor Centurión le queda justo a Hugo Quintana que define de forma magnífica para el 3-1 y que se desate la fiesta.

Por si faltaba algo más, Jorge Ortega le puso el moño. El delantero ganó ante la mala salida de Centurión, eludió a todos y sacó el remate de zurda cuando ya nadie estaba en el arco y puso el 4-1 final para que el grito de bicampeón retumbe en todo el país.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

08/12/18 19:58

Festejo completo

02/12/18 20:32

Inaguantables

01/12/18 10:20

Por la salvación

28/11/18 10:27

Dejar una huella

27/11/18 16:57

A tener en cuenta

26/11/18 12:32

Cita especial

24/11/18 21:45

Vía libre

23/11/18 22:13

Con sabor a salvación