Copa de Primera

Cerro se queda con el clásico y extiende su racha invicta

El Ciclón fue amo y señor del clásico y con el solitario gol de Robert Morales terminó festejando un triunfo que extiende su buena racha y su ventaja en la cima.
03/12/20 - 21:29
  • Lo mejor del superclásico

El Clásico se tiñó de azulgrana. Cerro Porteño fue dueño absoluto desde lo futbolístico  y se quedó con el duelo ante Olimpia por la mínima, con justicia, aunque mereció algo más.

El primer tiempo fue todo de Cerro de principio a fin. El Ciclón mostró los dientes desde el arranque, presionando alto, con velocidad, mordiendo la cancha e incomodando a Olimpia desde la última línea.

Todo el primer acto tuvo esa tonalidad. Cerro manejó la pelota, presionó cuando no la tuvo y cuando la tenía la movía y la escondía. Lo único que le faltaba era profundidad.

Rápidamente llegó la primera clara y aunque la jugada ya no valía por posición adelantada, fue buena. Espínola ganó el fondo tras una sucesión de pase, metió el centro al medio y Ortigoza por milímetros no llega.

Saque rápido del lateral, Espínola que aprovecha la siesta que se tomó la defensa de Olimpia y se mete hasta la cocina, pase atrás al punto penal y allí, solo y sin marca, Óscar Ruiz que la tira a gradería norte, lamentándose todo barrio Obrero.

Un minuto después tuvo llegó el gol, producto del mismo sistema, pero el VAR salió al cruce. Mala salida de Richard Ortiz, producto de la presión de Cerro. Centro desde la izquierda, la bajan al medio y define Claudio Aquino al ángulo. Pero la cámara pescó una mano previa de Giménez.

En la siguiente, Ruiz, desde el punto penal, tras un lateral sorpresa y centro de Espínola, la mandó a gradería Norte. Esa fue la más clara de Cerro en el primer tiempo.

Olimpia fue puro centro a lo que salga. En una de ellas casi llegó al primero. Alan Benítez metió el derechazo, y Recalde picó al primer palo, cabezazo y Martínez que vuela para sacarla por arriba. Fue la única clara del equipo de Gorosito.

En medio de eso, una plancha de Roque que el VAR no quiso ver. Solo una tímida amarilla de Aquino para el capitán de Olimpia que ya desde hace rato pedía cambio por una molestia.

Cerro, por otro lado, seguía con caja quinta y cada vez más cerca del gol. Enzo Giménez llegó a convertir, pero hubo posición adelantada previa. El cero quedó sellado tras el primer tiempo.

En el complemento cambiaron de protagonista. Olimpia, con Camacho en vez de Roque en ofensiva, se hizo dueño del partido en el arranque y enseguida hizo efecto eso.

Ergas llegó hasta el fondo y metió el centro atrás, Recalde dos veces intentó, pero, sobre la línea, en ambas ocasiones le dijeron que no. Fue la más clara del Decano que se hizo dueño del arranque del complemento.

Pero Cerro despertó y, con una llegada hasta el fondo de Aquino, que en la última mete el pase atrás y Ruiz define pero Aguilar le dice que no.

El juego se hizo de ida y vuelta y Olimpia volvió a avisar con un cabezazo de “Pollo”, que se fue por arriba.

Parecía sellado el empate, a pesar de que ninguno se resignaba, pero Robert Morales saltó al campo de juego, lo asistieron y, en un mano a mano con Aguilar no perdonó. Segundo gol en dos partidos para el nacido futbolísticamente en Olimpia y desnivel más que merecido.

El final del partido fue más peleado que jugado. El Decano, con Antolín de delantero. Buscó el empate, pero no hubo caso. Cerro se quedó merecidamente con el clásico y extiende su racha invicta.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

22/12/20 23:08

Alegría máxima

22/12/20 8:22

Al todo o nada

03/12/20 7:59

Por el honor y la punta

27/11/20 12:52

Operativo clásico