Champions League

Real Madrid logró su decimotercera Orejona

Sigue siendo el Rey

En un partido soñado para Gareth Bale y para el olvido de Loris Karius, Real Madrid se adjudicó su decimotercera orejona ganando por 3-1 al Liverpool en Kiev. Errores garrafales del portero rojo le valieron el título al cuadro Merengue.
26/05/18 - 17:10
  • Champions League
    Real Madrid levantó su decimotercera Orejona. Foto: Champions League.

Se disputó la final de la Champions League, el torneo más importante a nivel de clubes de Europa, que dejó como flamante campeón, tercero consecutivo, al Real Madrid en un partido que tuvo muchos momentos cambiantes a lo largo de los 90 y algo minutos.

Liverpool, que llegó sorprendiendo a esta final dejando fuera al Porto, Manchester City y Roma, tenía sus esperanzas selladas en Mohamed Salah, quien lastimosamente para el cuadro rojo y para el espectáculo tuvo que abandonar el campo de juego en la primera fracción por lesión.

Pero no solo Salah fue la noticia en este aspecto. También Daniel Carvajal tuvo que ser una variante obligada para Zinedine Zidane en el primer tiempo, por una lesión muscular que no le permitió seguir y abandonó el campo de juego llorando, al igual que el egipcio.

EL PARTIDO

Momentos cambiantes. En Kiev hubo un Liverpool incisivo, claro a la hora de atacar, complementado perfectamente en el tridente de Salah, Firmino y Mané, pero hubo otro a partir de la salida de Salah.

Real Madrid logró tener protagonismo a partir de la salida del egipcio que notoriamente golpeó al equipo dirigido por Jurguen Klopp. Con un Cristiano Ronaldo poco claro, Benzema fue el más participativo en ataque, retrocediendo algunos metros para conectarse con los mediocampistas.

EL GOL DE BENZEMA Y PRIMER ERROR DE KARIUS

Los primeros 45 minutos culminaron con los momentos resaltantes de las lesiones de Salah y Carvajal. Pero ni bien arrancó la complementaria, cuando todos estaban de espalda a la jugada, menos Benzema, el portero Karius tuvo su primer error en la noche de Kiev para adelantar al Real Madrid en el marcador.

El arquero teutón en su intento por salir jugando, buscó habilitar a su compañero más cercano con las manos, Karim, quien quedó a pocos metros del guardameta, estiró la pierna e interceptó el pase para que Karius cometa su primer error, infantil en este caso, concretándose el primer gol del Real Madrid a los 51 minutos.

EMPATE DE MANÉ QUE ILUSIONABA

Dolidos todavía por no contar el resto del partido con su figura, Sadio Mané y Roberto Firmino fueron los responsables de intentar el golpe al Real Madrid. Mané, quien en varios pasajes del partido complicó a la defensa blanca, convirtió el tanto del empate a los 55 minutos desviando la pelota en el área chica para igualar el score.

EN EL BANCO ESTABA LA SOLUCIÓN Y LA NOCHE SOÑADA DE BALE

Gareh Bale ingresó a los 61 minutos en reemplazo de Isco, otro que no estuvo fino en el partido, y le bastaron solamente tres minutos para robarse todo el espectáculo en una noche soñada para el galés. Centro de Marcelo por izquierda que Bale empalmó increíblemente de chilena en el aire, a lo CR7 contra Juventus, para desnivelar una vez más el marcador y dejar nocaut al Liverpool.

Finalmente, y cuando el partido aparentemente estaba cerrado, otro remate de Bale se convirtió en gol, pero con una terrible complicidad del portero, Karius, quien de esa forma cerró una noche para el olvido y cediendo a los 83 minutos el segundo de Gareth, 3-1 en el partido.

DECIMOTERCERA Y TRES CONSECUTIVA

Merecido para Real Madrid, se vino la decimotercera corona que irá a parar en el Santiago Bernabéu. En el camino de las fases decisivas dejó al París Saint-Germain, Juventus y Bayern Múnich. De esta manera el Merengue consigue su tercera Orejona consecutiva de la mano de Zinedine Zidane.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

26/05/18 9:03

Centro de atención

25/05/18 10:48

SFM vs. BBC

02/05/18 17:48

Una final con historia

13/04/18 7:57

Saben lo que les toca

27/05/18 18:03

Con su gente

26/05/18 20:19

No sé qué pasó

26/05/18 19:56

¡Bale la 13!

25/05/18 16:23

No queremos compararnos