Champions League

Hubo milagro en Anfield y Liverpool eliminó a Barcelona

Con el espíritu de Stambul, el Liverpool de Kloop, sin Salah y sin Firmino, goleó 4-0 al Barcelona, remontó el 0-3 de la ida y avanzó a la final de la Champions League
07/05/19 - 17:02
  • Wijnaldum celebra el 3-0 que empataba la serie.
    Wijnaldum celebra el 3-0 que empataba la serie.

Si el Liverpool está presente, siempre hay un milagro rondando. Y sí, con el espíritu de Stambul y la histórica remontada ante el Milan, Anfiel se llenó de gloria este martes y le dio vuelta la serie al Barcelona. Messi y compañía se llevaron un 3-0 en la ida, pero los Reds pusieron más corazón y consiguieron un 4-0 con sello de hazaña para clasificar a la final de la Champions League por segunda vez consecutiva.

Sin Firmino y sin Salah, dos de las máximas figuras del Liverpool, la misión parecía imposible, pero como los Reds nunca caminan solo y lo demostraron una vez más. Anfield estuvo a tope y jugando su partido desde el vamos, así como el equipo en la cancha, que rápidamente mostró sus garras. A los 6 minutos Origi definió para aprovechar un rebote luego de un error de Jordi Alba en la defensa del Barcelona, para poner el 1-0 y alimentar el sueño.

El Barcelona no se quedó atrás y tuvo en los pies de Messi la gran chance de liquidar el pleito, pero, entre Alison y Van Dij le quitaron la posibilidad. El partido fue intenso, tremendo, de ida y vuelta, con un Liverpool puro corazón, que arriesgaba todo y que empujaba, pero que chocaba contra Ter Stegen, el único que sostenía al Barza en ese momento. El primer tiempo se cerró con el 1-0, dejando toda la emoción para el complemento.

Kloop mandó al campo a Wijnaldum y el holandés en 2 minutos cambió la historia de la serie. A los 8 minutos, tras un centro de Shaquiri desde la derecha, atropelló en el corazón del área para poner el 2-0. Y por si fuera poco, dos minutos después, tras un centro desde la izquierda, saltó más que nadie y la clavó en el ángulo para que estalle Anfiel y el milagro se haga presente. 3-0 y muchísimo partido por delante.

Pero a los 33 minutos, la estocada final. Tiro de esquina para el Liverpool. Alexander-Arnold primero amaga tirar, luego retirarse, pero finalmente mete el centro mientras la defensa de Barcelona estaba acomodándose. De ello se percató Origi picó al primer palo y de primera, ante la desesperación de Piqué por cerrar, ponía el 4-0. Locura roja.

Ya no hubo caso. Por más que con un gol el Barcelona pasaba, el nocaut era irreversible. Liverpool se dedicó a cuidar la ventaja para que no haya sorpresas. Messi ni apareció y tras el pitazo final, el milagro de Anfield se hizo realidad. Liverpool espera rival en la final, su segunda final consecutiva, en busca de su sexta consagración en Champions.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

07/05/19 9:42

Paso decisivo

01/05/19 17:34

Sueña en grande

01/05/19 10:53

Escenario listo

01/06/19 17:10

Dulce revancha

01/06/19 10:00

La brillante oportunidad

06/05/19 8:52

Sin Salah

17/04/19 18:08

Un trámite

16/04/19 17:19

Completó el trabajo