Copa Libertadores

Flamengo remonta en el último suspiro y gana la Copa Libertadores

Con la magia de Gabigol, Flamengo se lo dio vuelta a River Plate y repite la hazaña que solo logró aquel equipo de Zico en 1981.
23/11/19 - 19:05
  • Gabriel Barbosa de Flamengo celebra el segundo gol contra River. Foto: Reuters.
    Gabriel Barbosa de Flamengo celebra el segundo gol contra River. Foto: Reuters.
Por Mathias Melgarejo Salum
mathias.melgarejo@tigo.net.py

La tarde en el estadio Monumental de Lima se prestó para que River Plate y Flamengo puedan desplegar todo su arsenal en el campo para hacerse con la inédita final única de la Libertadores 2019. Un espectáculo escandaloso del Millonario jugó con las inseguridades jamás conocidas de un Rubronegro que no encontró rápidamente su espacio en la cancha.

Marcelo Gallardo y su River Plate repitieron la fórmula que aplicaron durante toda la Copa y dejaron que—primero—su rival controle el balón, pero candadeando el fondo y desesperando todas las llegadas de sus rivales con las peligrosas contras que asomaban con cada ataque de Flamengo.

La efectividad, precisión y detalle en cada pase que un jugador de River ejecuta es el emblema de una máquina de juego que parece ser imbatible en Copa Libertadores con el Muñeco al mando.

El gol de Rafael Santos Borré fue, meramente, un premio a la insistencia de un equipo que mixtura garra y fútbol a un tono que deja nublados a sus rivales. Ante la perdida mirada de los zagueros brasileños, Borré hizo un movimiento rápido en el área, se acomodó y de espaldas al arco sacó un remate colocado, imposible para Diego Alves.

Lo que quedó de juego, mejor dicho: desde que River hizo el gol, Flamengo sufrió un miedo que parecía venir de lo psicológico y comenzó a respetar en demasía a las Gallinas. Mantuvo la posesión de su lado, pero poco de eso pudo reflejar en su juego. Apenas remataron al arco y casi entregó el segundo a River.

Jorge Jesus encaminó a su Flamengo hacia un estado anímico que no consiguió en todo el juego. Con el ingreso de Diego, la figura de los cariocas, hilaron de a poco jugadas interesantes—pero que aún no conseguían penetrar el pórtico de Franco Armani, quien comenzaba a hacerse figura en el Millonario, como es usual.

Con mucho arrastre, el equipo brasileño fue in crescendo hacia el arco de Armani, infligió miedo con un par de jugadas y ganó la confianza que necesitaban para sacarse la mufa, que las posibilidades no parecían estar del lado de los cariocas.

Gabigol, el protagonista de la primera ‘polémica’ al tocar la Copa antes del juego, no tuvo un juego, no pudo rematar mucho al arco, no recibió cómodo casi nunca el balón.

Pero, es curioso cómo funciona el fútbol: Gabriel Barbosa, en una ráfaga rubronegra, hizo de esta inédita y épica final una novela con un final irrepetible, con imágenes que serán imborrables para la mente de cada torcedor del Fla. 

Ochenta y nueve, noventa y dos, los minutos que quedarán tatuados en la memoria de los hinchas de un cuadro que repite la hazaña solo lograda por aquel onceno encabezado por un irrepetible Sócrates. En esas fracciones de segundo Gabigol marcó el 1-1 y el 2-1 para que Flamengo levante su segunda copa, 38 años después. Parabéns al mejor equipo de la Copa.

Eufórico, el plantel de Flamengo levanta la Conmebol Libertadores. Foto: Reuters.

Eufórico, el plantel de Flamengo levanta la Conmebol Libertadores. Foto: Reuters.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

22/11/19 10:37

Comprometido con la Copa

23/11/19 20:46

Antes y después

23/11/19 20:24

Los campeones

23/11/19 9:23

Por la gloria eterna

22/11/19 18:14

Sin dudas

21/12/19 18:22

En el cielo

21/12/19 10:47

Van por la gloria

17/12/19 22:48

Chiqui, en carpeta