Copa de Primera

Guaireña rescata un punto en dramático partido ante el campeón

Con gol de Nelson Haedo Valdez, el Ciclón se hacía con la victoria en Villarrica, pero, a muy poco del final, un fantástico tanto de Carlos "Lito" Duarte le otorgó el ansiado empate 1-1 al conjunto local. ¡Partidazo en el Parque del Guairá!
07/11/20 - 20:22
  • Torneo Clausura: Guaireña - Cerro Porteño (1-1)
Por Pedro Lezcano
pedro.lezcano@tigo.net.py

En una noche de símbolos. Dos que, sin duda alguna, lo son para sus respectivas enseñas se hicieron sentir en el marcador, festejando cada uno en su momento con el fervor correspondiente.

Primero, el León de San Joaquín, quien si bien en la semana decía que su función más bien era la de actuar cual carnada que arrastra las marcas, hoy volvió a vestirse de finalizador. Abriendo la cuenta  tras conectar un pase enviado al corazón del área por el juvenil Alán Rodríguez, compañero de equipo al que inmediatamente después fue a saludar con cariñosa impronta de padre a hijo.

Y es que 293 días habían pasado desde el último gol convertido por Haedo Valdez en el balompié nacional, luego de superar una dolorosa lesión que bien le supo alejar de la competencia por cerca o más de siete meses.

65’ corrían entonces de un juego en el que Cerro Porteño se hacía dominador, comenzando a gestar un nuevo triunfo en Villarrica, hasta que, a fuerza empuje y mucho amor propio, la escuadra local fue recuperando terreno sobre el campo. Tiempo en que el entrenador mandó a sus mejores cartas a la acción.

Una de ellas con el número 10 en la espalda, la cual a poco de ingresar encabezó y otorgó otras variantes a la ofensiva albiceleste, poniendo a sudar en consecuencia al fondo azulgrana, y más particularmente al Popi Muñoz, quien hasta entonces  había pasado gran lapso del duelo casi como parte del público.

Pero en la parte final, con tres llegadas consecutivas, Guaireña avisaba que estaba cerca e incluso consiguió forzar un córner. Tiro de esquina que, algo bajo y poco preciso, obligó a Carlos Duarte a realizar un gesto sin igual, similar al de la chilena, o parecido al de la volea, con el cual envió el balón tan lejos de las posibilidades del portero uruguayo, que, ya con el reloj indicando los 88’, involuntariamente volvió a hacer de privilegiado espectador.

Esta vez del lujo del Lito, el que finalmente, por lo poco que le restaba al lance, firmaba un empate de tinte dramático e inesperado para la visita, aunque tan meritorio como para saltarse las estáticas que rodean el escenario, montarse sobre el vallado olímpico y fundirse en un gran abrazo con la ciudad, con el Departamento, con el pueblo de Troche, su lugar en el mundo.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

27/11/20 22:29

Pendiendo de un hilo

27/11/20 9:07

Abren en el Parque

07/11/20 8:57

Para seguir arriba

24/10/20 22:22

En un pestañeo

24/10/20 9:29

Para levantar el ánimo

17/10/20 22:16

Pone primera

17/10/20 10:10

Encuentro en el Parque

27/11/20 12:52

Operativo clásico