Copa de Primera

El uno por uno de un Cerro Porteño que moldeó la victoria a su estilo

Una paliza técnico-táctica fue la que desplegó esta noche el equipo de Francisco Arce en Sajonia, escondiéndole el balón al clásico rival durante gran parte del encuentro, hasta lograr hacer daño sin renunciar a su idea de juego.
03/12/20 - 23:01
  • Cerro Porteño vence a Olimpia y se lleva el festejo hasta los vestuarios.
Por Pedro Lezcano
pedro.lezcano@tigo.net.py

Cerro Porteño venció por 1-0 a Olimpia en lo que fue otra edición del superclásico del fútbol paraguayo, en el Defensores del Chaco, en contienda deportiva correspondiente a la sexta fecha del campeonato, extendiendo así su racha invicta y ampliando la diferencia al frente de la tabla de posiciones (18 puntos). Ya son 23 los juegos que el Ciclón no pierde, siempre fiel a un sello que ya se hizo característico.

Miguel Martínez: De actuación firme y segura durante su histórica primera cita ante Olimpia con los colores de Cerro Porteño, hizo gala de una velocidad de piernas envidiable, haciéndose sentir en un mano a mano clave con Alan Benítez, resultando además airoso en un cabezazo de Recalde, con destino de gol, que logró desviar por encima del travesaño.

Alberto Espínola: Nuevamente demostrando el nivel que lo había llevado a la selección paraguaya y puesto en el ojo del continente, mostrándose siempre como opción de juego limpio y proyección por derecha. En sus pies se inició la jugada que culminó en el tanto de Morales, al tiempo que además asistió a Aquino en otro gol anulado por mano de Giménez tras advertencia del VAR.

Marcos Cáceres: La experiencia suya como defensor central ha sido determinante en la fecha para los suyos, marcando los tiempos necesarios para el manejo del partido a favor de Cerro Porteño, aunque se le puede señalar algunos errores al momento de ser opción de salida, algo que el Ciclón gana con la presencia de Juan Patiño. Sin embargo, Cáceres no desentonó para nada.

Alexis Duarte: Pese a su marcada juventud, no deja de mostrarse partido a partido como el zaguero más importante en el esquema azulgrana, anulando con velocidad y capacidad de anticipación a rivales del tamaño de Roque Santa Cruz, a quien le tocó medir con solvencia en la jornada. Duarte es el único futbolista que desde su ingreso como titular al once cerrista, no ha conocido aún el sabor de la derrota.

Alán Rodríguez: Bastante bien jugado el partido del juvenil azulgrana, quien en la fecha volvió a ocupar la banda izquierda con solvencia y buenos avances en tal andarivel. Cada día que pasa, y con los minutos ganados, el Coyote parece estar más consolidado en Primera División.  

Enzo Giménez: Rápido, fino, mentalmente despierto como para no dejar de sorprender en ataque y más que generoso en situación de defensa.

Ángel Cardozo Lucena: Una máquina de cuatro pulmones. Otro de los puntos altos de Cerro Porteño. Receptor de varias patadas de amonestación en el conjunto rival, algunas que bien pudieron valer una mayor sanción. Habilitó de forma fantástica a Morales en la jugada que culminó con el posterior festejo azulgrana.

Mathías Villasanti: Demoledor, firme, recio y hábil volante central tiene el Ciclón. El capitán ganó absolutamente todas las divididas que disputó, mostrándose también como opción en ofensiva y resultando el jugador de una salida limpia impecable.

Claudio Aquino: Brillante, decisivo, determinante. El verdadero jugador del partido. Lo cierto es que estas líneas no alcanzan para describir el despliegue de este futbolista en concreto durante esta noche, haciéndose  líder del estilo que propone su equipo, fiel al buen trato de la pelota, el juego asociado y los pases filtrados. Marcó un golazo, pero se lo anularon por intervención del VAR. 

Óscar Ruíz: El Kure’i peleó mucho en ataque, llegando incluso al desgaste total, teniendo que verse sustituido después de malograr la segunda opción clara que había dispuesto en la noche.

José Ortigoza: Fue la sorpresa del partido, ingresando en condición de titular cuando nadie se lo esperaba. La ansiedad  y la falta de ritmo destacada, nuevamente lo dejaron precario como opción de peligro para el equipo azulgrana. Su relevo era inminente al término de la etapa inicial.

Josué Colmán: Resolutivamente equívoco, su ingreso no marcó diferencia alguna, al menos de forma importante, salvo por alguna que otra salida de lujo, dispuesta como para aplaudir por la habilidad demostrada. Sin embargo, perdió otras pelotas relativamente más fáciles, en ocasiones exponiendo a su equipo al contragolpe rival.  

Robert Morales: La figura del partido, resolvió con precisión exactamente cuando debía de hacerlo. Convirtiendo con remate de primera el único tanto del encuentro, en la primera ocasión que tuvo. Con los minutos que disputó, hizo más que José Ortigoza.

Aldo Maíz: Ingresó ya sobre el final de la cita y participó poco de ella, aunque al parecer se encuentra llamado a ser la primera opción a la hora de apostar por el hombre de refresco en la contención por el mediosector, desplazando a otros compañeros, como Marcelo Palau, que venían ocupando ese puesto.  

Francisco Arce: El entrenador azulgrana planteó el encuentro de principio a fin con la intención de llevarse los tres puntos, aplicando siempre el sello de la casa, basado en la posesión del balón y el juego asociado entre intérpretes hartamente conocidos. Dispuso el cambio de Morales por Ortigoza cuando el juego así lo pedía, y una vez más: no falló. Así, el Cerro Porteño del Chiqui Arce suma 23 partidos sin conocer resultado negativo alguno.  

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

30/12/20 17:49

Tricampeón

29/12/20 17:46

Van por todo

28/12/20 19:05

Triste con la noticia

28/12/20 17:43

Es oficial

28/12/20 14:11

Se va

25/12/20 16:31

Vamos por más

23/12/20 0:33

Costó caro