Club Nacional

Conocida como "la Academia" es uno de los equipos tradicionales, denominados "grandes" del fútbol paraguayo, a pesar de haber pasado más de 60 años sin campeonatos. Localizado en el populoso vecindario de Barrio Obrero, Asunción, es la cuna de grandes futbolistas del Paraguay. Arsenio Erico, su máximo ídolo histórico.

El comienzo (1904-1908)

Es uno de los equipos tradicionales, denominados “grandes”, del fútbol paraguayo, a pesar de haber pasado más de 60 años sin campeonatos. Localizado en el populoso vecindario de Barrio Obrero, Asunción, es la cuna de grandes futbolistas del Paraguay.

Le dicen “el club más querido” del Paraguay debido a que es reconocido como “el segundo equipo” con el que todos simpatizan.

De ese pasado glorioso emerge, como llama votiva, el surgimiento de un futbolista excepcional, histórico, el más grande que haya dado la patria de Roa Bastos: Arsenio Erico Club Nacional acunó a Erico y lo proyectó a la fama. Fue un lapso muy corto el que jugó en el club tricolor y enseguida pasó al fútbol argentino, donde descolló en Independiente.
De aquel ayer borroso, romántico y triunfal resaltan también los seis campeonatos de Primera División obtenidos por la divisa blanca con vivos rojos, blancos y azules. Y el honor de haber sido uno de los cuatro clubes fundadores de la Liga Paraguaya (hoy Asociación).

Once adolescentes, que formaban con lo justo un equipo de fútbol, firmaron el acta de fundación del “Nacional Football Club” a las 5 de la tarde del 5 de junio de 1904, en una casona de Brasil Nro. 142. Eligieron a un casi niño, Víctor Paredes Gómez, como primer presidente. Su nombre y escudo tricolor son un homenaje de sus fundadores al “Colegio Nacional de la Capital”, donde cursaban sus estudios. Su primera camiseta era totalmente blanca, luego adopta el de rayas verticales blancas y verdes, pasando a la actual tricolor.

Primeros títulos (1909-1941)
 

El club Nacional tuvo un buen paso desde el comienzo pero recién pudo conseguir su primer título en 1909 , y en 1911, logra su segundo campeonato de Primera División. Siguió con su cosecha de buenas temporadas en 1918 que no llega al título pero termina en la segunda posición. Lo mismo pasó en 1921. En 1924 volvió a salir campeón; en la temporada siguiente Olimpia le impidió repetir la conquista, y en 1926 salió campeón de nuevo. En 1927 quedó en segundo lugar. Entre la década del 30’ no ocurrió nada relevante como tampoco en el 40’ y 41’.

Arsenio Erico deja su huella (1942-1961)

En 1942, Arsenio Erico volvía a la institución que lo vio nacer después de meter más de 300 goles en Independiente de Avellaneda, y lo hacía de la mejor manera ganando el campeonato. Después en 1946 el Huracán de Argentina lo compra y va hasta 1948, regresando a su país ese año para en 1949 terminar en segundo puesto con Nacional, retirándose del futbol profesional. En los 50’ la Academia tampoco pudo ganar nada.

La sombra del segundo puesto (1962-1981)

Después de una década, Nacional pensaba que iba a volver a consagrarse, pero tal cosa no ocurrió, quedando en el segundo puesto en el 62? Viendo salir campeón a Olimpia. En 1964 volvió a terminar como escolta pero esta vez acompañado por su vecino, Cerro Porteño. El campeón fue el Club Guaraní. En 1978 desciende por primera vez en su historia a la Segunda División. No obstante su retorno no se hizo esperar pues al año siguiente gana el torneo de ascenso con mucha diferencia.

Copa Libertadores de América (1982-1988)

Desde 1980 el campeón y el vicecampeón iban a la Copa Libertadores y como Nacional termina segundo en el 82?, va a la Copa Libertadores 1983.

En esa edición no logra pasar la primera ronda donde termina tercero. Era el grupo Paraguay-Uruguay del que se clasificó su homónimo charrúa, el Club Nacional de Football, siendo también eliminado Olimpia. Nacional empató dos, con Olimpia 0-0 y Montevideo Wanderers 1-1; ganó uno, ante Olimpia 2-1, y perdió tres.

En 1985 se adjudica otro segundo puesto, para ir a la Copa Libertadores 1986 donde fue curiosa la experiencia, porque el grupo era Paraguay-Venezuela pero el Estudiantes de Mérida y el Deportivo Táchira no jugaron debido a que la FVF estaba suspendida por la FIFA. Sin embargo, el trico pierde los dos partidos frente a Olimpia y queda fuera de carrera.
En 1988 desciende por segunda vez a la Segunda División, para retornar al año siguiente a Primera Division.

Los altibajos (1989-2004)

En 1989, como en la temporada 1.979, gana el título de la categoría Intermedia (Segunda Division) y sube a la principal. Allí se mantiene sin mayor éxito hasta que en 1998 vuelve a sufrir por tercera vez el sinsabor del descenso. Y así como se ha dado en otras dos ocasiones a lo largo de su historia, regresa en 2004 al alzarse con el título de la División Intermedia del año anterior.

La confirmación de Grande (2005-2008)

En 2005 comienza a dar fruto un ambicioso proyecto al terminar tercero en la tabla acumulada del año con lo cual ingresa a la Copa Libertadores 2006. En el repechaje de aquella Copa jugó con el Universitario de Perú con el que empata en Paraguay 2-2. En la revancha disputada en Lima no logra hacer ningún gol y queda eliminado por la regla del valor doble del gol como visitante.

En la temporada 2006 culmina a mitad de tabla del acumulativo. En el campeonato de 2007 continúa promediando las puntuaciones, acabando 5º en el acumulado, siendo lo más destacado la gran actuación de Fabio Ramos que se convirtió en el goleador del año con 25 tantos.

La temporada 2008 sería diferente para Nacional cuando en el torneo Apertura logra el vicecampeonato con 45 puntos, 7 más que el 3º Cerro Porteño y 12 menos que el campeón Libertad. El goleador de ese torneo fue otra vez un jugador de Nacional, Fabio Escobar con 13 anotaciones. En el Clausura termina 5º lo que le permitió sumar los puntos suficientes en el acumulado como para clasificarse al repechaje de la Copa Libertadores 2009.

La gloria después de 63 años (2009)

A comienzos de año sorprende Nacional con un marcador histórico en la Copa Libertadores 2009 al ganarle a El Nacional de Ecuador, como visitante en la altura de Quito, por 5-0 con tres goles de Jorge Daniel Núñez.1 Una semana después, en Asunción, empata 3-3 con otros dos de Núñez y clasifica a la segunda fase.

En ella no le fue tan bien al terminar último. Sin embargo, se destacan la victoria sobre el River Plate argentino en Paraguay por 4-2, resultado que eliminó al cuadro rioplatense,2 como asimismo el segundo puesto en la tabla de goleadores de Jorge Núñez, con 7 tantos, a uno del máximo goleador Mauro Boselli, del campeón Estudiantes de La Plata.

En simultáneo a la Copa, Nacional jugaba el Torneo Apertura donde terminó tercero a 10 puntos del campeón, su vecino Cerro Porteño. En el Torneo Clausura 2009 al fin le tocaría a Nacional disfrutar de las mieles del éxito tras largos años de sufrida espera. En la penúltima fecha, luego de perder con Libertad por 2 a 1, dicho resultado ponía a ambos con el mismo puntaje en la cima de la tabla. De este modo, en la última fecha Nacional se consagró por medio de la combinación menos pensada pues no le pudo ganar a Olimpia (0-0) mientras que Libertad para sorpresa de todos perdió 1-0 con Tacuary, del que se decía que iba a dejarse derrotar por el gumarelo debido a la gran relación entre los dos clubes.3 Así, Nacional volvió a gritar campeón por séptima vez en la Primera División después de más de seis décadas.
La conquista de la 8va gloria

En 2011, el conjunto académico, esta vez bajo la conducción técnica de Juan Manuel Battaglia, revalidó el título logrado dos años atrás al coronarse nuevamente campeón del fútbol paraguayo, por octava ocasión en la historia, y simultáneamente se consagró como uno de los Campeones del Bicentenario. Su principal competidor en la lucha por el primer puesto fue Olimpia, el cual llegó a sacar una considerable ventaja de puntos al inicio del torneo. Recordemos que este año Nacional además de conquistar la Copa Bicentenario, también realizo la mejor campaña de todos los tiempos superando un record de 83 puntos en el campeonato paraguayo que hasta entonces era inalcanzable. Por demás está decir que Nacional se erigió en uno de los clubes más importante de Paraguay.

La novena gloria y la inauguración de la lumínica

El 10 de junio del 2013 se consagró campeón por novena vez del fútbol paraguayo marcando un nuevo récord histórico al lograr el título faltando 4 fechas para la culminación del Torneo Apertura. El equipo académico fue dirigido por el joven entrenador Gustavo Morínigo, en su filas se destacaron el portero Justo Villar, Raúl Piris, Leonardo Cáceres, Marcos Riveros, Silvio Torales, Marcos Melgarejos y Julián Benítez entre otros.

Lo más destacado fue el recibimiento de la novena copa  en el mítico estadio Arsenio Erico el día viernes 28 de junio, donde se inauguraba la lumínica en este escenario que vio crecer a grandes futbolistas.

Fuente: Club Nacional.