Básquet

El partido de la historia

Libertad y Luqueño se brindaron al máximo regalando uno de los partidos más emotivos que registra el baloncesto del Paraguay. Igualaron en tiempo normal 83-83 y hubo tres alargues. Con lo que le quedaba de físico y mente, sobresalió El Guma 123 a 117 para ir a la finalísima contra Sol de América. La tercera fecha se disputará mañana por mero cumplimiento.
09/09/15 - 11:05
  • Básquet paraguayo.
    Peralta y Torres. El luqueño, con 42 puntos, la figura del lance. FOTO: Guillermo Caballero.

El partidazo del año. Y de seguro, uno de los 5 mejores de toda la historia del básquet en nuestro país. Nadie esperó que el lance que cerró la penúltima fecha acabaría en pleno miércoles.

El León Condou fue escenario de un juego emotivo, para el recuerdo. Libertad le ganó a Luqueño con lo que le quedaba de estado físico, claridad mental y jugadores, ya que en ambos bandos se habían marchado casi todos los inicialistas por cinco faltas acumuladas. Resultó 123 a 117 al cabo del tercer alargue.

Y así las cosas, el equipo de Eduardo Pfleger aseguró su presencia en la gran final, en la que medirá fuerzas ante Sol de América, que hizo bien los deberes en el juego de antesala y esperaba que los repolleros lograran lo que finalmente ocurrió.

Destacables dos performances: La de Scott Cutley, gran figura del Guma con 37 puntos, al tiempo que Gustavo Tavi Torres se despachó con 42 puntos.

La primera mitad del encuentro acabó con un eléctrico triunfo parcial de 42 a 37 del representativo auriazul. Parejo al extremo, el trámite.

El tercer lapso no fue la excepción. Ratificaba el presagio respecto a todo lo que después se vendría: 60 a 57, siempre para los de Christian Viveros.

Cuando en el último período Libertad tomó el mando del juego, Luqueño se las arregló para salir adelante y sobre el sonido de la chicharra, un tiro de Carlos Vallejos le dio el triplazo que El Guma necesitaba para empatar en 83 las acciones.

El primer alargue tuvo de todo. Más jugadores abandonando el campo, producto de 5 infracciones, empezando a ingresar valores que no habían tenido acción a lo largo del juego. Se intercambiaron los roles, Libertad estuvo arriba, hasta que Cristian Rodas fue a la línea. Debía encestar los dos para ganar. Erró el primero, convirtió el segundo y todo acabó: 92 iguales.

En la segunda prórroga la alternancia fue una constante. Primó ya el corazón, el amor propio, en detrimento de las estrategias e ideas. Así y todo, con virtudes y errores de parte de los dos cuadros,  finalizó 104-104.

La tercera oportunidad de desnivelar definitivamente no fue desaprovechada por un equipo. Y ese fue Libertad. Que se vio más íntegro, sacó una ventaja que no se dio a nivel de las prórrogas y se impuso 123 a 117.

Deja tu comentario

LEA TAMBIÉN

28/08/15 12:49

El Guma está de vuelta

05/08/15 10:33

Libertad para mandar

16/09/15 10:10

El día de los dos

15/07/15 10:05

Estamos todos

24/09/15 20:20

Libertad queda a un salto

21/09/15 10:44

Segundo acto

24/09/15 10:13

El desnivel